Seamos sinceros. Cuando tenemos un mal día en el trabajo, nos hemos peleado con nuestro chico o chica o tenemos un día de bajón, la pizza ¡puede mejorarlo!

Nadie duda de que unas buenas lentejas en invierno sientan genial y por supuesto un gazpacho fresquito en verano también, pero la pizza…¡la pizza lo arregla todo!

Vamos a contarte nuestro ranking de cosas que podemos solucionar con una pizza de por medio:

- Los lunes.

Esos odiados días al comienzo de la semana cuando los comienzas pensando en la llegada del viernes y suplicando que el tiempo pase rápido.

No hay problema. La mejor terapia para esos lunes de bajón es un 50% de descuento en Pizza Móvil y día arreglado.

Depresión lunes

- Martes.

Si ni siquiera podemos decir que sea mitad de semana. ¡Tranquilo! Un break con un combo de aperitivos a base de pops de pollo, alitas y panes de ajo con tu serie favorita te quitará el sentido.

- Una mañana de resaca.

Porque seamos francos, todos alguna vez nos hemos pasado un pelín. La pizza es el mejor remedio sin duda. ¿Lo has probado ya?

- Las discusiones.

¿Para qué pelear con tus amigos cuando una pizza Mexicana y otra Boloñesa puede volver a uniros? Añádele unas tarrinas de helado Cookie Dough y ¡a celebrar el día de la amistad!

discusiones de lunes

- La primera cita.

¡Horror! ¿Piensas en cocinar y desplegar todas tus dotes de “buen chef”? No te la juegues. Apuesta por un par de pizzas para ambos y acertarás seguro.

primera cita

- Cena en mi casa.

Y de repente tras cuatro horas cocinando, el plato principal se quema, el segundo está crudo. ¡Menuda desgracia! No pasa nada, dos de caribeña, dos de 3 quesos y pasteles de crema para todos de postre. Ser un buen anfitrión, es muy sencillo.

¿Te das cuenta de lo fácil que es arreglar un mal día con algo tan sencillo como una pizza? ¿Crees que nos falta algo que podamos arreglar con una pizza? Cuéntanos en comentarios.