Llega el fin de semana y, cómo tal, siempre nos entran las ganas de saltarnos las restricciones alimentarias que tenemos durante el resto de la semana y nos permitimos ciertos “pecadillos”. Una de las tentaciones que nos viene a la cabeza rápidamente es una buena pizza mientras vemos una película o acompañando el mítico partido de fútbol que echan en la televisión.

Un plan perfecto pero, ¿qué mejor que acompañar este manjar con un buen vino? La respuesta rápida es fácil: “Vale”. Pero, la cuestión complicada es… ¿con qué vino? Y, es que, por si no lo sabías o te preguntan, el vino marida de forma sensacional con este típico plato italiano siendo capaz de potenciar a ambos alimentos.

Algo que siempre deberás tener en cuenta es que una pizza acompañada de un buen vino deja de ser eso que llamamos “comida rápida” para convertirse en un plato mediterráneo sabroso y saludable.

Por eso, la intención que queremos llevar a cabo con este post es contestar y tratar de contestar a la pregunta ¿con qué vino marido mi pizza?

Resultado de imagen de pizza y vino

Si eres de las personas a las que les gustan las pizzas suaves, sin muchas florituras ni ingredientes, esas que llevan jamón de York o piña, pegan con vinos jóvenes, con buena acidez. Así, son buenos acompañantes para este tipo de pizzas los blancos o rosados. Igualmente aceptan los vinos espumosos o aquellos ligeramente dulces.

Por su parte, las pizzas fuertes elaboradas a base de pepperoni o jamón serrano exigen ser maridadas con vinos tintos con cuerpo y crianza. Aquellos que destacan por ser aromáticos y carnosos, y permiten apreciar todos los sabores de los alimentos.

Si prefieres las pizzas creadas a base de quesos, con un gran potencial de sabor, necesitas, al igual que para las pizzas de componente fuerte, vinos con cuerpo y potentes en boca. Ya sea tinto o blanco pero que tengan crianza. También pueden funcionar los vinos abocados.

En cuanto a las pizzas vegetales su perfecto maridaje se hacer con vinos blancos o rosados. También tienen cabida ante este tipo de pizzas los vinos espumosos e, incluso, los vinos ligeramente dulces.

Las pizzas con diferentes tipos de carnes, ya sea pollo, ternera o bacon, los vinos que más le pegan son los tintos jóvenes, aromáticos y afrutados, con una buena acidez. Parte de este tipo de pizzas podrían encontrarse las pizzas intensas, cargadas de un gran potencial de ingredientes entre los que destaca el champiñón. Para ellas el perfecto maridaje sería el que las acompañara con vinos suaves, frescos y afrutados. Cualquier clase de vino (blanco, tinto o rosado) de bajo tanino y cuerpo medio.

Gran diversidad de pizzas para infinidad de vinos que pueden hacer de tu “comida rápida” un festín de postín que potencie su origen mediterráneo.

Pizza & Vino