Remedios para el día después de una noche loca (y su consabida resaca) hay muchos pero, ¿sabes cuál es el único que no falla? La pizza.

Aún no hemos llegado al ecuador del verano y, aunque las ganas de fiesta nunca se van, si que a veces el cuerpo nos pide un día de relax a nivel extremo. Y más, después de una noche de fiesta desenfrenada, en donde el sofá se convierte en el mejor sitio del mundo en donde poder estar. Ni playa, ni terraza ni ningún sitio que implique el menor ruido o movimiento.

La Gloria de una Pizza a Domicilio.

En esos momentos, es cuando se aprecia el valor del silencio y la idea de pedir una pizza a domicilio se hace más maravillosa si cabe. Sí, una pizza recién sacada del horno, con su borde crujiente y un interior más esponjoso que el colchón de tu cama. Salsa de tomates naturales y con extra, extra y otra vez, extra de queso mozzarella, de ese que se estira hasta el infinito con cada bocado.

¿Los ingredientes? eso al gusto de cada uno, aunque si nos preguntasen para nosotros la ideal para esos días de "resaca fiestera", sin dudarlo, te diríamos que la Tabla de Quesos o la Barbacoa a la Parrilla. Dos perfectas opciones para desintoxicarte de tanto acto social y darte un merecido homenaje para recuperar las fuerzas. Y, ¿sabes por qué?  ahora mismo te lo contamos.

Pizza. El Remedio Definitivo Post-Fiesta.

La pizza, si algo es, es una fuente de proteínas para nutrir a nuestro organismo de tanto esfuerzo fiestero. Los hidratos de carbono nos ayudan a darnos ese extra de energía para el bajón "post fiesta" y las grasas vegetales, como el aceite de oliva, son el antioxidante con mayúsculas.

No diremos nada de las vitaminas o minerales que aporta la pizza...que tampoco nos gusta presumir de hacer uno de los alimentos más completos y sabrosos que hay.

Así que ya sabes...si tu cuerpo te pide descaso y mimos, descuelga el teléfono y haz tu pedido a domicilio o, con solo un par de clicks, puedes pedir tu pizza favorita a través nuestra web. ¿A que estás esperando?, nosotros ¡somos la pizza!