Matemáticos de la Universidad de Liverpool desarrollaron un modelo para dividirla en 12 porciones iguales.

Cena de amigos, muchos comensales, se pide pizza para todos. Llega el delivery y empieza la complicación: ¿cómo cortar bien una pizza? Investigadores de la Universidad de Liverpool, de Gran Bretaña, encontraron la solución: una fórmula para distribuir en forma "justa" las porciones.

El estudio fue encabezado por Joel Haddley y Stephen Worsley, del Departamento de Ciencias Matemáticas de la institución. ¿Cuál fue su objetivo? Que cada uno de los comensales coma exactamente la misma cantidad que el otro. Ni un poco más, ni un poco menos. Y que los ingredientes más tentadores sean divididos en forma equitativa.

Para llegar a una respuesta, primero hicieron un repaso de algunas soluciones ya existentes. Una de ellas consiste en cortar la pizza en 12 trozos iguales: seis forman una estrella en el centro y los otros seis son los remanentes que quedan en los bordes.

Pero esto no termina aquí. Los científicos perfeccionaron la técnica y dieron con más soluciones posibles. En todos los casos hay que partir de la misma base, la forma de estrella, y luego se va fraccionando su interior hasta dar con infinitas mini porciones de exactamente la misma medida.  

"Es realmente sorprendente", dijo Haddley a la revista New Scientist. "No tengo ni idea de si hay alguna aplicación a nuestro trabajo fuera del corte de la pizza, pero los resultados son interesantes matemáticamente, y se pueden producir algunas fotos bonitas", concluyó el investigador. Sin embargo, en las redes sociales hay quienes le marcaron una crítica a estas especies de "mandalas pizzeros": a algunos comensales les va a tocar el borde y a otros no. Salvo que les guste esa parte y entonces, sí, el reparto sea realmente justo.

Y vosotros, ¿cómo cortáis la pizza?