Qué gran pareja hacen el queso y el pan ¿cierto? Desde hace cientos y cientos de años forman un gran pack que combinada con otros ingredientes pueden llegar a convertirse en algo tan rico y sabroso como la pizza.

El queso mozzarella es originario de la cocina italiana, pero esto seguro que ya lo sabes. Es cierto que hay otras variantes de mozzarella en otros países, pero se ha comprobado que la tradicional italiana es la más antigua de la que se tiene constancia.

Su nombre procede del verbo italiano “mozzare” que significa cortar o separar una parte de otra. Y su historia parece que comienza en la ciudad de Aversa, dentro de la provincia de Caserta, en la región de Campania. Allí es donde comenzaron a producir este tipo de queso con leche de búfala.

Queso mozzarella

Es cierto que antiguamente la producción de este queso se limitada a la utilización de exclusivamente leche de búfala, pero llegó un momento en el que su popularidad era tan grande que comenzó a escasear y entonces se inició la fabricación del queso mozzarella con leche de vaca o de oveja.

Se trata de un queso de pasta hilada debido a su proceso de elaboración. Se amasa la cuajada utilizando agua caliente para para estirarla y obtener así una especie de estructura a base de filamentos.

Es un queso graso y fibroso, perfecto para acompañar a nuestras pizzas o sencillamente consumirlo en la típica ensalada Caprese. ¿Lo has probado fundido? También es una delicia.

¿Qué te ha parecido este trocito de historia sobre el queso más famoso del mundo?