La pizza es, posiblemente, una de las comidas más amadas del mundo. Tiene cientos de variaciones, la comen vegetarianos y carnívoros por igual, y nadie se puede resistir a un trocito (incluso si está a dieta). La combinación entre salsas, ingredientes y queso siempre es bienvenida, especialmente si tenemos mucha hambre o si necesitamos algo que nos alegre el día. Pero, ¿qué pasa si estás a dieta? ¿Qué trucos existen para poder comerla?

En Pizza Móvil nos encanta que cualquier persona pueda disfrutar de nuestras pizzas, es por eso que también nos preocupamos por todas aquellas personas con algún tipo de restricción en su alimentación. Estar a dieta y amar la pizza puede ser compatible si sigues estos 3 consejos:

1. Evita las proteínas llenas de sal y prefiere la carnes magras. Evita las especialidades o pizzas con pepperoni o las salchichas y prefiere pizzas con pollo, anchoas o jamón en trozos. Tienen los mismos gramos de proteína pero mucha menos sal.

2. No comas directo de la caja: Sirve tu pizza en platos y verás una gran diferencia. Según un estudio citado por This is Insider, la gente consume más comida si la superficie donde esta se encuentra es más grande.

3. Independiente del sabor que pidas, intenta añadir la mayor cantidad de vegetales posibles.

Ya sabes, a pesar de ser verano y que muchas personas están en plena operación biquini, recuerda estás 3 claves y sigue disfrutando de nuestras pizzas en www.pizzamovil.es