Si hay  un plato tan universal como la propia hamburguesa, es la ¡¡pizza!!

Se cree que su origen se remonta al mismo nacimiento del pan, los griegos ya servían unos panes planos con cebolla, hierbas, etc. Sin embargo, fueron los italianos quienes enseñaron al mundo la pizza que conocemos como tal.

Pero hoy, no queremos hablar de la pizza en Italia, vamos a centrarnos en España, en un producto típico de una de nuestras comunidades autónomas, el pulpo. Ya sabéis en qué zona hemos pensado, ¿verdad?

¡Pizza Gallega! Bueno, pues claro, una pizza que lleva queso de tetilla y pulpo gallego, no va a ser japonesa, obviamente es gallega.

Pizza Gallega de Pulpo y Queso de Tetilla. Receta

Receta

Ingredientes para la masa (para 2 pizzas grandes):

– 500 gr. de harina
– 100 gr. de sémola
– 150 ml de leche templada
– 150 ml. de agua templada
– 50 ml. de aceite de girasol
– 1 cucharadita de sal
– 25 gr. de levadura fresca de panadería

Pizza Gallega de Pulpo y Queso de Tetilla. Receta

Elaboración

– Poner las harinas mezcladas con la sal en un cuenco en forma de volcán.
– Añadir los líquidos templados y la levadura disuelta en ellos e ir amasando ligeramente hasta que esté todo mezclado y se haya formado una masa.
–  Volcar la masa en una superficie de trabajo enharinada, amasar ligeramente hasta formar un bola y guardarla en un cuenco enharinado y cubrir con papel film.
– Dejar reposar en un lugar alejado de corrientes hasta que doble su tamaño (aproximadamente una media hora).

Pizza Gallega de Pulpo y Queso de Tetilla. Receta

Relleno

– 600 gr. de pulpo
– 6 tomates grandes en su punto de madurez.
– Sal, Orégano, Pimentón (picante o agridulce) de la Vera
– Aceite de Oliva
– 500 gr. de queso de tetilla rallado grueso.
– Hojas frescas de rúcula.


Elaboración

El pulpo lo puedes comprar cocido o cocinarlo en casa.

– Encendemos el horno a 200º de temperatura con calor arriba-abajo.
– Mientras tanto,  cortamos la masa en dos y las estiramos con un rodillo para hacer dos pizzas. Extendemos la masa en una piedra o fuente de hornear y la cubrimos con los tomates cortados en rodajas, los espolvoreamos con una pizca de sal, orégano, un chorrito de aceite y horneamos durante 20-30 minutos.
– Retiramos la pizza del horno, espolvoreamos el queso de tetilla cubriendo la superficie y por encima, las rodajas de pulpo que tendremos ya preparadas. Unos 8-10 minutos nuevamente al horno y con el queso ya bien derretido, retiramos.
– Espolvoreamos ligeramente pimentón, unas hojas de rúcula y un chorrito de aceite y listo para servir.

Truquitos: el tomate crudo cortado en finas rodajas queda espectacular, incluso con otros ingredientes, unos minutos de horno lo ayudan a suavizar. Morder en el bocado el queso con el toque de tomate “casi” crudo por debajo, queda delicioso. Además, nos evitamos la cebolla que siempre resulta más indigesta.


Esperamos que os animéis a hacerla, es ideal para una cena informal y os aseguramos que dejaréis a todo el mundo con la boca abierta, ¡está exquisita!

Pizza Gallega de Pulpo y Queso de Tetilla. Receta